Las grandes compañías entienden la importancia de las marcas. Hoy, en la Era de las Personas, tú debes ser tu propia marca

¿Quieres cambiar de empleo? Puede que, en ese caso, tu primer impulso sea buscar anuncios online, encontrar posibles empresas o establecer contactos con personas que ya conozcas, pero ¿y si ese no debiera ser el primer paso?, ¿y si empezaras por mirarte al espejo?

Quizás no se trate de mirar literalmente tu apariencia física, sino tu marca personal. Una Marca Personal no se crea, se tiene, se quiera o no. Por eso, el primer paso para desarrollar una correcta Personal Brand es tomar conciencia de la imagen que proyectas hacia los demás y preguntarte si es lo que quieres transmitir. Para poder potenciar lo mejor de ti mismo, es vital conocer tus puntos fuertes, aquellos valores que te hacen relevante y te diferencian del resto, porque ERES DIFERENTE AL RESTO.

¿Cómo empezamos?

Lo ideal es comenzar por conseguir una presencia online positiva y consistente. Si un antiguo compañero de clase puede encontrar lo que has estado haciendo, también puede hacerlo un posible jefe.

Hoy, construir tu marca persona es tan importante como construir la de tu compañía, de hecho, debe ser más importante. Los consumidores quieren escuchar las historias detrás de los fundadores, las experiencias, sus esfuerzos y los éxitos. Eso significa que debes hacer marketing de ti mismo además de para tu negocio.

1. Sé visible y accesible

No te puedes esconder en tu oficina detrás de tu ordenador y esperar a construir una marca personal. Necesitas salir y hacerte visible y accesible. Asiste a conferencias de tu actividad, incluso sólo para hacer networking y socializar. Haz tus perfiles de redes sociales abiertos al público y permite mensajes por inbox. Haz un video en directo de preguntas y respuestas e interactúa con tus seguidores. Mientras más visible y accesible te hagas, más fuerte será tu marca personal. Seguro este artículo sobre vídeo en streaming te viene bien para repasar cómo hacerlo correctamente.

2. Muestra tu verdadero YO en redes sociales

No uses las redes sociales al cien por cierto como tu canal de marketing. Está bien lanzar una oferta o promover tu compañía ocasionalmente, pero enfócate en mostrar tu verdadero YO. Si te muestras como un robot o como alguien que no es auténtico harás que la gente se vaya. Los consumidores aman ver el otro lado – lo que haces los fines de semana, dónde comes, cuáles son tus pasatiempos e intereses. Eso te hace más cercano y atrae más personas hacia ti. Si alguien te contrata querrá saber cómo eres, no cómo pretendes que crean que eres. Actúa con honestidad, si eres divertido puede que haya una empresa que busca gente con buen humor ¿No te parece?

3. Entiende tu actividad por dentro y por fuera

Tu negocio es tan bueno como las personas que están en él, tú incluido. Es importante que entiendas tu profesión por dentro y por fuera. Pero, eso también significa estar actualizado con las últimas tendencias, noticias frescas y tu competencia. Cuando hagas eso, te ayudará a posicionarte como un líder en tu actividad, serás un referente, elevando tu marca personal al nivel más alto.

4. Practica dos maneras de networking

Mucha gente hace networking de manera equivocada. Se enfocan en sus propias necesidades y beneficio personal e ignoran completamente aquellas necesidades y deseos de otras personas. Practica dos maneras de networking: la que muestras en qué puedes ser necesario y la que escuchas cuál es la necesidad de quien tienes delante. Asegúrate de darle a la otra persona la oportunidad de beneficiarse de vuestra relación. Este acercamiento te ayudará a asegurar más conexiones y oportunidades, las cuales contribuirán al fortalecimiento de tu marca personal.

5. Mantén una detallada base de datos

Así como crece tu marca personal, tus contactos también lo harán. Es importante que mantengas una detallada lista de todos tus contactos. Quién es la persona, dónde la conociste, potencial de oportunidades y cómo pueden ayudarte son las cosas que debes registrar. Esta puede ser una gran fuente de búsqueda cuando necesites algo, también puede ser una referencia cuando tengas una oportunidad. Tus relaciones se volverán más fuertes y benéficas cuando te acerques a un contacto con una oportunidad que los ayude sin pedir nada a cambio.

6. Sé una fuente confiable de noticias frescas e información relevante

Sabes que tu marca personal es fuerte cuando te conviertes en una fuente de información. Empieza por compartir información que creas que es útil en redes sociales y si hay alguna que consideras especial para tu lista de contactos, envíala por mail, personaliza. Esto puede servir también para construir a tus seguidores, lo cual lleva a la gente a verte como una verdadera autoridad en el nicho que dominas. Esto atraerá más personas a ti.

7. Desarrolla una fuerte propuesta de valor

Cada gran compañía tiene una propuesta de valor y tú deberías también tenerla. ¿Qué es lo que te hace, como persona, atractiva a los consumidores potenciales o a los clientes? ¿Qué es lo que te hace especial? ¿Por qué debería alguien trabajar contigo? Una vez que tienes esto establecido, asegúrate que tu audiencia lo sepa.

8. Devuelve

Aparte de sentirte bien y darte satisfacción personal, devolver puede ayudarte a construir tu marca personal. Si es donando dinero a organizaciones que pienses que lo necesitan, o haciendo voluntariado en tu tiempo libre para una causa importante para ti, este tipo de acciones en tu sitio web e incluso en comunicados para prensa atraen atención positiva. La gente recuerda los actos altruistas.

 marca personal

La importancia de LinkedIn

LinkedIn es la red social profesional más importante del mundo, con más de 500 millones de usuarios en abril de 2017, por lo que resulta ser un gran canal para mejorar tu marca. Sácale partido pidiendo recomendaciones a tus contactos, incluye links a los trabajos que hayas publicado o de los que hayas formado parte y muestra tu experiencia e insights a través de una selección de contenidos que se relacione con tu expertise.

Objetivos claros, enfoque claro

NO puedes hacer de todo para todo el mundo. Busca tu NICHO, tu hueco y sé diferente a los demás. Es lo más difícil de todo

Háblale a tu “cliente”

Haz que sienta que tú eres el profesional que busca cuando lee tu perfil.

Un buen fondo de perfil te ayuda a construir tu marca personal
Tu foto de perfil es esencial en tu marca personal
Tu titular profesional debe ser PERFECTO

Tienes 120 caracteres para impresionar a tu “cliente”, decirle qué puedes hacer y para quién lo haces.

Personaliza la URL de tu perfil de LinkedIn

Puedes editarla en la zona de ajustes y privacidad➜Privacidad➜edita tu perfil público.

Sé MUY EDUCADO/A

No nos vemos ni nos oímos, por eso es tan importante ser muy, muy educados. Agradece las invitaciones a conectar, agradece que alguien acepte tus invitaciones, agradece un post que te guste. Acostúmbrate a hacerlo ¡solo por eso tu marca personal será diferente!

Personaliza SIEMPRE tus invitaciones a conectar
No seas abiertamente comercial en un primer contacto

No seas impaciente. Cultiva la relación como harías/haces, prepara el camino, interactúa, conoce a tu “cliente” y lo que necesita antes de darle nada. Todo llegará.

Participa en LinkedIn, tu marca personal lo agradecerá

Atrévete a ser parte de la red, aunque solo sea poniendo “me gustas”. Poco a poco ¡pero empieza!

Interactúa con tus contactos

Amor con amor se paga.

marca-personal-recomendaciones

Unos últimos tips

Entrena para una posible entrevista
Si consigues el siguiente paso y te enfrentas a una entrevista, ya sea en persona o telefónica, necesitas tener preparado tu discurso para poder causar una buena impresión. Esto puedes trabajarlo y entrenarlo, ¡cuánto más lo prepares, mejor te saldrá! Recuerda usar frases cortas y sencillas, no ser repetitivo con el CV y mostrarte tranquilo y seguro de ti mismo.

Descubre tu pasión: Detrás de tus particularidades en el modo de hacer tu trabajo, se encuentra tu verdadera pasión. Aquello que te mueve a hacer lo que haces de ese modo único. Tómate el tiempo de descubrir dónde reside exactamente esa pasión. Allí estará el corazón de tu marca personal. Hace unos días estuve en un Networking de Reinventhadas que se celebró en Quesomentero, si vas alguna vez, presta atención a la pasión que pone Alberto cuando presenta cada plato, y sabrás a qué me refiero.

Aprende y mantente actualizado/a: Nunca dejes de crecer en lo que te gusta. Cada curso, lectura, actividad o evento, es un motivo para aprender algo nuevo. Incorpora este aprendizaje a tu vida y a tu profesión. Busca nuevas formas de actualizarte y mantenerte a la vanguardia en tu sector. Esto te ayudará a no estancarte e incorporará en tu marca personal la idea de proactividad e iniciativa, dos claves para tener un perfil adecuado al mundo de hoy.

En definitiva, tu marca personal será ganadora cuando logres comunicarte con los demás de un modo efectivo, aportando tu conocimiento. La clave del éxito está siempre en saber compartir lo que nos moviliza. ¡Comienza a hacerlo ya!

Recuerda: De tu sinceridad al darte a conocer, depende que recibas lo estás buscando. Ten muy claros tus objetivos porque quienes quieran comprar tus servicios, tus productos o tus conocimientos, son iguales que tú, personas que tienen una vida, un perfil y su propia marca personal.

Si no tienes nada que esconder, ¿por qué no te muestras?

Espero que te haya gustado este post y si es así, como siempre, lo compartas con tus contactos. Eso me motiva mucho para seguir escribiendo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *